Incluye bujes bimétalicos formados por planchas de acero con un bajo porcentaje de carbono de óptima calidad, estañadas en su superficie de una aleación de plomo revestida de bronce, sinterizada muchísimas veces a temperaturas muy elevadas. A menudo presentan una estría para lubricar el agujero del aceite en su área interna.

Dicha serie se emplea de forma difundida en motores de coches, en caso de transmisiones, chasis del vehículo, juntas, ejes del equilibrio, muelles de planchas de acero, embragues de motociclos, placas pulidoras para bombas de engranaje, y también levantamiento de coches, etc.